Itinerario recomendado en coche para 15 días en la Costa Oeste

Itinerario recomendado en coche para 15 días en la Costa Oeste

La Costa Oeste es una de las zonas con más contrastes de los Estados Unidos. Ciudad, desierto, playa, montaña… todo esto se puede encontrar en la Costa Oeste. Hay que saber que las distancias entre un sitio y otro pueden ser largas, y la mejor manera de llegar a muchos de los destinos más codiciados por los turistas es en coche, ya que a algunos de ellos no es posible hacerlo en transporte público, o de serlo, la trayectoria se hará más larga si viajamos en este medio. Por eso, lo más cómodo para realizar este viaje de 15 días por la Costa Oeste es el coche.

Día 1: Vuelo a LA y primera toma de contacto (Hollywood)

En nuestro primer día de viaje la imponente ciudad de Los Ángeles nos da la bienvenida. LA (como la llaman la gente local) es una ciudad de unas dimensiones casi inabarcables. No obstante, 4 días son suficientes para trabar una primera amistad con la ciudad del cine.

Durante este primer día aprovecha para visitar Hollywood, uno de los barrios más famosos del mundo (si no el más). Disfruta con sus teatros, su vida nocturna, sus restaurantes de todas las nacionalidades y con la industria del cine que lo inunda todo. No dejes de visitar el Paseo de la Fama (en Hollywood blvd.); el Teatro Chino (6925 de Hollywood blvd.); el famoso Dolby Theater (Hollywood & Highland); Amoeba -la mejor tienda de música de California- (6400 Sunset Blvd.); el Hollywood Sign -un must si estás en Hollywood- (sube por Beachwood Canyon) y el Observatorio Griffith, situado en el interior del parque Griffith, desde donde contemplar una de las mejores vistas de la ciudad.

Día 2: LA (West Hollywood, Getty Center y Beverly Hills)

West Hollywood es uno de los distritos más fashion de LA, y también uno de los mejores para ir de compras. Piérdete por el Design District (Melrose Ave. y Beverly Blvd.), donde están las tiendas de las grandes firmas, y por Santa Monica Blvd. y Sunset Blvd. si lo que quieres son propuestas jóvenes y algo más económicas. Si tienes hambre, aprovecha para hacer una parada gastronómica en este barrio, ya que en él encontrarás los restaurantes más cool de la ciudad.

Después de las compras, acércate al Getty Center. El museo es gratis, aunque si vas en coche tendrás que pagar el parking. Merece la pena visitarlo por la belleza del complejo arquitectónico.

Dejamos la cultura a un lado y volvemos al mundo compras, lujo y restauración en una de las zonas más conocidas de Los Ángeles. En efecto hablamos de Beverly Hills. En Rodeo Drive déjate sorprender por el lujo de sus locales y por el glamur de sus gentes, pero si lo que quieres es ver a algún famoso aquí no te será fácil. Para ello súbete en un Trolley Tour y recorre la ruta de las mansiones de los famosos.

Día 3: LA (Santa Mónica, Malibú Beach, LACMA y Downtown)

Santa Mónica es una de las playas más visitadas de LA. Su muelle (conocido como el Santa Monica Pier), es una auténtica delicia. A ambos lados del muelle encontrarás cafés y restaurantes en los que picar algo si el hambre aprieta. También puedes alquilar unas bicis o unos patines y deslizarte con ellos como si no hubieras crecido jamás.

Si te has quedado con ganas de playa puedes acercarte a Malibú. Relájate en sus calas y disfruta de la intimidad de sus zonas escondidas. Malibú es en realidad una ciudad costera con multitud de pequeñas playas, y de entre todas ellas nuestras recomendaciones son Matador State Beach y Surfrider Beach.

Antes de que caiga la noche vuelve a la ciudad para visitar el Downtown. En este pequeño distrito financiero, el arte, la restauración y la noche también son protagonistas de la escena. Si te gusta el arte no puedes dejar de visitar el Museo de Arte Contemporáneo (MOCA), y las galerías que se sitúan en las calles Spring y Main. Súbete a una de las rooftops (azoteas) que los hoteles y los restaurantes tienen para contemplar la puesta de sol y la ciudad iluminada por la noche.

Día 4: LA (Markets, Echo Park, Silverlake y Venice Beach)

No te pierdas los famosos Farmers Markets o mercados de granjeros. Prácticamente hay uno en cada barrio, pero el de Hollywood (1600 Ivar Ave.) y el de Silverlake (3700 Sunset Blvd.) son los más recomendables.

Tampoco te puedes ir de LA sin visitar los dos barrios más hipsters de LA: Silver Lake y Echo Park. En Silver Lake tómate un café en Sunset Junction (3916 Sunset Blvd.), uno de los lugares más cool de la ciudad, y en Echo Park contempla la puesta de sol frente al lago del parque y pásate luego por la librería Stories Books and Cafe (1716 Sunset Blvd.), en la que encontrarás las mejores guías de la ciudad.

A media tarde trasládate a otra de las famosas playas de Los Ángeles: Venice Beach. De todas las playas de la ciudad, esta es la más surrealista por la cantidad de tribus urbanas y gente rara que se deja ver en su paseo marítimo. Si te gustan los deportes y la música, tómate un descanso frente al skatepark más famoso del mundo, y acércate hasta la batukada que cada tarde se celebra junto al mar para despedir al sol.

Día 5: Ruta hacia el Gran Cañón pasando por Palm Springs

Nos despedimos de Los Ángeles y ponemos rumbo al Gran Cañón del Colorado. Como el viaje es algo largo, aprovechamos para hacer noche en uno de los sitios más emblemáticos de California: Palm Springs. La paradoja quiso que los adinerados de este estado vinieran hasta el desierto a pasar sus vacaciones, y gracias a eso Palm Springs se ha convertido en uno de los destinos preferidos para ver casas, arquitectura, lujo (y piscinas para sofocar el calor).

Si llegas antes de media tarde date un respiro en una de las piscinas de sus hoteles de lujo. Te recomendamos la del hotel ACE (701 E Palm Canyon Dr): toda una joya arquitectónica de mediados de los años 60.

Día 6: Ruta hacia el Gran Cañón y parada en Joshua Tree

A la mañana siguiente vuelve a emprender la marcha hacia el Gran Cañón, pero antes haz una parada estratégica en Joshua tree, uno de los parques nacionales más especiales de esta costa. Déjate sorprender por su naturaleza desértica y pedregosa, y por los árboles mágicos que dan nombre a este lugar.

Aprovechando esta primera visita a la Red de Parques Nacionales de EEUU, te recomendamos que te saques el pase anual que ofrecen. Cuesta unos 80 euros y sirve para todos los parques nacionales (con que visites 4 ya está amortizado).

Día 7: Gran Cañón y ruta hacia Las Vegas

Habiendo hecho noche en el Gran Cañón, lo mejor es que amanezcas al alba para aprovechar el día y evitar subir al cañón durante las horas más calurosas del día (especialmente si es verano).

El Gran Cañón es una de las bellezas naturales más impactantes del planeta. Su color rojizo y sus enormes aberturas hacen que el visitante se sobrecoja al verlo por primera vez. Una forma divertida de ver el Gran Cañón es sobrevolando en un helicóptero. También se puede bajar hasta las grutas naturales que la erosión ha ido cavando durante miles de años y disfrutar de una ruta de trekking a través de ellas.

Por la tarde pon rumbo a Las Vegas y disfruta del paisaje desértico que irás descubriendo desde la ventanilla.

Día 8: Las Vegas

Como dice la canción… ¡Viva Las vegas!. En el octavo día de nuestro viaje por la Costa Oeste llegamos a la ciudad más famosa de Nevada: Las Vegas, la ciudad de los casinos, de las fiestas, del descontrol y de las resacas.

Lo único que tienes que tener claro en esta ciudad es que la diversión no debe verse turbada por ningún incidente, así que cabeza, templanza, y ¡a disfrutar!. Lo mejor de Las Vegas es que si juegas, la noche te puede salir gratis (siempre y cuando no pierdas mucho dinero). Copas, puros, fiestas… Las Vegas invita a todo. No te pierdas los míticos casinos (y sus fiestas) del Bellagio, del Caesar Palace, del Paris, del Flamingo y del MGM.

Día 9: Las Vegas y ruta hacia el Death Valley

La mejor forma de despedirse de las vegas es con un buen brunch o con una pool party. Ambos los encontrarás en cualquiera de los hoteles-casino de la ciudad.

Una vez saciado el cuerpo de juego y de fiesta toca un poco de contacto con la naturaleza, así que dirigimos nuestro coche al Death Valley, otro de los imponentes desiertos de esta costa. Como curiosidad te gustará saber que muchas de las escenas de la famosa saga Star Wars han sido grabadas en este desierto. No te pierdas las salinas y las ilusiones ópticas que estas te causarán. Recuerda usar tu pase anual de Parques Nacionales en la entrada.

Día 10: Death Valley y ruta a Yosemite

Si has pasado la noche en el Death Valley, ya es hora de dirigirse a otro de los parques nacionales de nuestra ruta: Yosemite.

Este mágico parque es perfecto para acampar, ya que sus frondosos bosques de secuoyas y sus grandes montañas de granito lo convierten en una zona de paz y armonía en la que relajarse un par de días con el sonido de la naturaleza. Si estás por estos lares en primavera podrás contemplar también las cataratas que durante esta época del año son muy caudalosas.

Día 11: Yosemite

Sin prisa, sin contaminación, sin consumismo… el decimoprimer día de este viaje olvídate de todo y disfruta de la naturaleza en estado puro en Yosemite.

Recuerda que antes de llegar debes haber reservado el camping o el hotel con bastante antelación, ya que las restricciones del parque permiten pocas reservas para así evitar que este recodo natural esté masificado.

Día 12: Ruta a San Francisco

La ruta de Yosemite a San Francisco en coche es de poco más de tres horas, así que tú decides dónde pasar la mañana. Si llegas a San Francisco por la tarde, puedes aprovechar para darte un paseo por el centro y tomar la temperatura de la ciudad o hacer una entrada triunfal a través del archiconocido Golden Gate (el puente colgante de San Francisco).

San Francisco es una ciudad apasionante. A diferencia de la mayoría de las ciudades americanas, en San Francisco no reina el caos, ni los atascos, y es que esta ciudad se ordena al más típico estilo europeo. Calles transitadas, monumentos históricos, espectaculares paisajes naturales y una temperatura de fábula convierten a esta ciudad un destino de ensueño.

Día 13: San Francisco (Union Square, Yerba Buena Gardens, Moma, Little Italy y Chinatown)

Después de reponerse de tantos días de viaje por la Costa Oeste, es hora de descansar un poco y dejar el coche a un lado. ¡Hoy toca pasear!

Empieza tu día en Union Square con unas compras. En esta zona encontrarás las tiendas más lujosas de los grandes diseñadores (Louis Vuitton, Gucci, Dior, Versace) y los mayores grandes almacenes de la ciudad (Macy’s, Bloomingdale’s y Nordstrom). Cerca de esta plaza encontrarás una parada de tranvía. Si a estas alturas de la jornada ya estás cansado de caminar, tómalo para desplazarte por la ciudad de una manera diferente.

Cerca de la zona comercial más importante de la ciudad están los Jardines de Yerba Buena (Yerba Buena Gardens). Cerca de este área ajardinada situada en Mission Street (entre las calles 3ª y 4ª del distrito del South of Market Street) se encuentran algunos de los mejores museos de la ciudad. Si te apetece un poco de cultura y arte déjate impresionar por las piezas escondidas en el interior de MOMA (Museo de Arte Moderno). Muy cerca encontrarás el Museo Judío de Arte Contemporáneo, otra de las joyas del arte de la ciudad.

Para comer (a cualquier hora del día) acércate hasta Little Italy y Chinatown, ambas situadas al noreste de la ciudad.

Un buen punto de partida para conocer Little Italy es el cruce entre la calle Broadway y la avenida Columbus. Desde allí ya tienes libertad para perderte y recorres sus calles y avenidas y contemplar la magia de sus edificio repletos de colores y pinturas en sus fachadas.

Debido a su cercanía con Chinatown, muchas veces cruzarás de un barrio a otro sin darte cuenta. En esta ciudad china se encuentra la segunda comunidad china más grande de EEUU, lo que la convierte también en una de las más auténticas del mundo, inundada de farolillos, miles de colores, tiendas y un centenar de restaurantes.

Día 14: San Francisco ( Pier 39, Haight Ashbury, Lombard Street y Twin Peaks)

El Pier 39 es uno de los lugares más turísticos de San Francisco, y no en balde, ya que su olor a mar y las vistas a la Isla Ángel, la prisión de Alcatraz, el Golden Gate y el Puente de la Bahía no dejan a nadie indiferente.

Dejando ya el muelle más famoso del mundo nos acercamos hasta Haight Ashbury, otra de las zonas más emblemáticas de la ciudad por su interés histórico, y es que es precisamente aquí donde, a finales de 1960, nació el movimiento hippy. Hoy es la zona bohemia y alternativa de la ciudad, y en ella puedes ver tiendas modernas y vanguardistas, comercios de artesanía y clubs de música en directo.

El penúltimo día en San Francisco va de clásicos, por eso, tras pasear por las calles más modernas de la ciudad nos dirigimos a Lombard Street, la mítica calle empinada que tantas veces ha servido de escenario para el cine, la literatura y la televisión.

Antes de que el día se esconda y la noche haga su aparición hay que visitar Twin Peaks. Estos picos gemelos son los segundos más altos de la ciudad, y desde ellos la vista de la ciudad es impresionante. Si esperas un poco, el atardecer es la mejor hora para contemplar el horizonte.

Día 15: San Francisco (Castro) y vuelo de vuelta

Tristemente hemos llegado al final de nuestro viaje. No obstante todavía nos queda una cosa por ver en San Francisco: Castro, el barrio gay de la ciudad. Una excelente idea es hacer un buen brunch en cualquiera de sus modernos restaurantes. Antes de marcharte, date un paseo por el barrio y contempla sus maravillosas vidrieras y los teatros históricos que por sus calles se esconden.

Enlaces relacionados

La Costa Oeste de USA en una semana

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 voto, promedio: 5,00 sobre 5)

Loading...Loading...

En el mapa

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Artículos relacionados

Visitar la Costa Oeste de USA en una semana

Plan para una semana en la Costa Oeste de los Estados Unidos Uno de los destinos preferidos de Estados Unidos

Visitar Silicon Valley. Ruta por la California tecnológica.

Ruta por las míticas empresas tecnológicas de California El estado de California no solo es famoso por su cine y

California y el surf. Planes de surf en California

Los amantes del surf saben que California es un destino histórico dentro de este deporte pues fue precisamente en estas

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios Puedes ser el primero que comente este artículo!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios señalados*